Chiapas, con la mayor caída en informalidad
Economía

Chiapas, con la mayor caída en informalidad

Este comportamiento derivó de la migración y una recuperación económica estatal, indican especialistas.

Al cierre del 2019, Chiapas fue el estado del país que registró la caída más pronunciada en informalidad laboral.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al finalizar el año pasado, el estado gobernado por Rutilio Cruz Escandón Cadenas presentó una tasa de informalidad laboral 1 de 71.80% de la población ocupada, frente a un indicador de 77.80% en el 2018, es decir, una reducción de 6.0 puntos porcentuales.

Si bien esta reducción posicionó a Chiapas como la entidad con la mayor disminución en informalidad, aún el estado está entre los territorios con el indicador más elevado, detrás de Hidalgo (75.03%), Guerrero (79.26%) y Oaxaca (80.46 por ciento).

Según especialistas consultados por El Economista, la baja en la informalidad derivó de una ligera recuperación económica y del efecto de la migración.

Para Héctor Magaña Rodríguez, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, la caída en la informalidad en Chiapas se debe a que “la actual administración federal ha fomentado la actividad económica en las zonas más marginadas en el país con apoyo al empleo, particularmente en las actividades primarias. Chiapas se encuentra bajo dicha condición, por lo que ha sido beneficiada por los programas implementados”.

“También se debe a que los trabajadores han optado por migrar hacia otras entidades que presentan un mejor panorama económico o al menos que ofrecen mejores oportunidades laborales, en comparación con las que pueden encontrar en el sector informal en su entidad de origen. De esta manera, el desplazamiento de la población ha permitido una reducción en la informalidad”, detalló.

Jorge López Arévalo, académico de la Universidad Autónoma de Chiapas, coincidió en que este comportamiento fue por la emigración de chiapanecos a otras entidades y a Estados Unidos.

“Chiapas aún tiene de las tasas de informalidad más altas del país y su economía no creció en el 2019, en relación con el 2018, lo que se desprende del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE). Es el cinturón de la pobreza en México”, indicó.

“La tasa de informalidad puede reducirse por crecimiento económico o por emigración. Si no hubo crecimiento, es por la emigración a otras entidades o a Estados Unidos. Hay miles de chiapanecos en la Rivera Maya y en otros estados, somos la primera fuerza de trabajo en los campos de Sonora”, refirió.

Sustento en datos

En este contexto, según el Inegi, de cada 100 migrantes internacionales del estado de Chiapas, 94 se fueron a Estados Unidos. El dato a nivel nacional es de 89 de cada 100.

Con datos del Banco de México, se observa que en el 2019 las remesas en Chiapas lograron el mayor incremento anual del país, con una variación de 21.4%, alcanzando 996 millones de dólares (lugar 13), interpretándose que hay más chiapanecos en el extranjero.

Asimismo, la actividad económica de Chiapas exhibe diferentes interpretaciones. En el acumulado al tercer trimestre del 2019, el ITAEE descendió 2.7% a tasa anual desestacionalizada. No obstante, sólo en el periodo julio-septiembre obtuvo un crecimiento de 0.6%, respecto al trimestre previo (séptima posición nacional), lo que manifiesta que posiblemente cerró el 2019 en terrenos positivos. De hecho, en comparación anual, ostentaron aumentos las actividades primarias (4.2%) y la minería (11.5 por ciento).

En generación de empleos formales, en Chiapas se crearon 1,838 asegurados al IMSS, 51.1% menos que en el 2018.

Al estado chiapaneco le siguieron, en disminución más pronunciada de la informalidad, Puebla (de 73.41% de los ocupados en el 2018 a 71.55% en el 2019 —diferencia de 1.9 puntos porcentuales) y Quintana Roo (de 48.00 a 46.43% —1.6 puntos).

Impacto

En el otro extremo, Baja California Sur, que fue la economía más dinámica en el sexenio anterior, registró el mayor incremento de la tasa de informalidad, de 2.3 puntos porcentuales, al pasar de 36.58 a 38.73% de los ocupados en el lapso de análisis, aunque todavía se mantiene en el top cinco de los niveles más bajos.

Magaña Rodríguez aseguró que esta entidad presentó en años anteriores el mayor crecimiento económico del país por las inversiones en infraestructura y alza del turismo, “pero la desaceleración económica es reflejo de un menor desempeño en dichos sectores, que se traduce en que parte de los trabajadores buscaron otra fuente de ingresos”.

“Cuando los puestos de trabajo son limitados, la alternativa más sencilla es ocupar una plaza dentro del sector informal, sacrificando incluso algunos beneficios como las prestaciones de ley o el acceso a las instituciones de salud con tal de conservar una fuente de ingresos”, añadió.

Fuente: El Economista

14 de febrero de 2020

About Author

Editor


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A fondo
INDUSTRIAS MÉXICO

El sitio dónde encuentras las noticias más relevantes de los sectores de: Negocios, Finanzas, Emprendimiento, Economía, Inmobiliarias, Automotriz, entre otras.

contacto@industriasmexico.com.mx