¿Quién es el enemigo?
Nacional, Opinión

¿Quién es el enemigo?

Cuando se da la alternancia en el año 2000, buena parte de la sociedad tenía muy claro que el “enemigo” era la continuación de un sistema priista lleno de excesos e impunidad, el cual había que combatir de manera pacífica. Y así fue.

Muchos de los ciudadanos que no seguían al PAN o que incluso eran simpatizantes del PRI, votaron por Vicente Fox.  Fue un claro triunfo de la democracia y un cambio de Gobierno que se concretó luego de un largo periodo de transición, en donde las instituciones electorales jugaron un papel fundamental para darle transparencia y certidumbre a la decisión ciudadana.

Sin embargo, a menos de un año del próximo proceso electoral del 2018, no queda muy claro quién es el “enemigo” a vencer:  Andrés Manuel López Obrador polariza; mientras para muchos, casi un tercio de los posibles votantes, es la única alternativa viable de un cambio de fondo, con una política cercana a los que menos tienen y con gran aceptación en buena parte del país, para otros es un político radical, poco confiable, inestable y rodeado de grupos altamente cuestionados por sus prácticas políticas y por casos de corrupción.

El PRI sigue siendo una incógnita en la designación de su candidato. Queda claro que José Antonio Mead o el mismo José Narro Robles, por ejemplo, pueden generar muchas simpatías entre empresarios y amplios sectores de la sociedad civil que anhelan un Gobierno con rumbo y experiencia, que genere certeza económica y mayor transparencia en su accionar.

De hecho, la hipótesis podría ser que estos posibles candidatos pudieran reducir las resistencias de muchos a votar por el PRI en un escenario electoral de dos candidatos con posibilidades de ganar: AMLO vs el priista. No olvidemos tampoco que hoy nos encontramos con un aparato de Gobierno priista muy eficiente en su operación político-electoral, pero con muy poca credibilidad en lo general.

El recién registrado Frente Amplio por México, con el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, tendrá que elegir a un candidato muy competitivo, que pueda sumar a quienes están en contra del continuismo priista pero que ven en AMLO un peligro mayor. Un perfil más ciudadano, sin polémicas alrededor que le permitan abanderar, sin dudas ni sombras, la bandera del verdadero combate a la corrupción y a

los caudillismos. Con una oferta económica y educativa sólida, que pueda unir a quienes buscan frenar los excesos del neoliberalismo exacerbado y al mismo tiempo dé certidumbre a los empresarios y sectores productivos. Nada fácil, pues. Y en cuyo perfil, varios de los que se han manifestado, difícilmente encajan.

En medio de este proceso, una de las tareas que debemos realizar con mayor acuciosidad es la de identificar al verdadero enemigo, que, desde mi punto de vista, es el entramado del sistema que ha permitido que sigan creciendo las desigualdades, la pobreza y la impunidad. Y ahí, identificar en los candidatos quién puede asumir un verdadero liderazgo para encabezar el nuevo proceso de consolidación y cambio que el país requiere.

jczepeda@fwd.com.mx

Mtro. Juan Carlos Zepeda Huerta

Maestro en Historia del Pensamiento y

Director de FWD Consultores

21 de febrero de 2018

About Author

admin


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A fondo
INDUSTRIAS MÉXICO

El sitio dónde encuentras las noticias más relevantes de los sectores de: Negocios, Finanzas, Emprendimiento, Economía, Inmobiliarias, Automotriz, entre otras.

contacto@industriasmexico.com.mx