Tabasco, seis años en el primer lugar de desocupación
Economía

Tabasco, seis años en el primer lugar de desocupación

La Ciudad de México, la economía más grande del país, repite en la segunda posición de desempleo.

Al cierre del 2019, Tabasco registró seis años consecutivos con el primer lugar nacional en tasa de desocupación, mientras la Ciudad de México hiló dos años en segunda posición; Querétaro completó el podio estatal.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, durante el año pasado, las mayores tasas de desocupación se dieron en Tabasco (6.43% de la Población Económicamente Activa -PEA-), Ciudad de México (5.22%) y Querétaro (4.73 por ciento).

Tabasco, desde el 2014, es la entidad con la tasa de desocupación más alta en territorio mexicano. El estado petrolero aún resiente la crisis del sector, la cual comenzó a mitad del 2014 con bajos niveles del precio del crudo y disminución de la producción de hidrocarburos. Por ejemplo, en el 2013, el precio promedio de la mezcla mexicana fue de 98.79 dólares por barril; en el 2014 pasó a 87.53 dólares; en el 2015 a 44.18 dólares, y en el 2016 a 35.76 dólares (en este año tocó mínimos históricos con 18.90 dólares).

Ya en el 2017 se recuperó, al registrar un precio de 46.39 dólares, y continuó con la misma tendencia en el 2018 (61.89 dólares); sin embargo, en el 2019 disminuyó, al promediar 54.67 dólares por barril. Además, desde junio del 2017, la producción de petróleo crudo no rebasa 2 millones de barriles diarios.

Esta situación todavía impacta en la economía y mercado laboral de Tabasco, que si bien, durante el año pasado fue el estado con la caída más pronunciada de la tasa de desocupación —menos desempleados— (de 7.85% de la PEA en el 2018 a 6.43% en el 2019), debido a las políticas de diversificación sectorial del gobierno de Adán Augusto López Hernández, así como del apoyo de la Federación, aún es insuficiente, ya que su dependencia al petróleo es elevada (44.5% de su Producto Interno Bruto -PIB- corresponde a la minería petrolera).

Antes de la crisis del sector petrolero, en el 2013, Tabasco era la octava economía más grande del país, con una aportación de 3.5% del PIB nacional; en el 2018, descendió a la posición 17 (2.2% del PIB de México).

La administración de Andrés Manuel López Obrador proyecta para la entidad, además de programas sociales, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

Es importante mencionar que Campeche es la entidad que más depende del petróleo (74.5% de su PIB). En desocupación, alcanzó una tasa de 3.14% de la PEA (lugar 14 en el país), 0.32 puntos porcentuales menos respecto al 2018.

Para Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), “Tabasco es una economía que se vio fuertemente afectada por la crisis petrolera y le ha sido difícil recuperarse. Las caídas de 15.6% en el PIB de la minería petrolera en el 2018 y de 34.7% en el de la construcción, de acuerdo con el Inegi, ocasionaron que descendiera su economía, así como incrementos en pobreza e informalidad”.

“Si bien los gobiernos federal y estatal establecieron mecanismos y políticas dirigidas a la creación de nuevos empleos y a la reactivación económica, esto ha funcionado de manera lenta; muestra de ello es que desciende el nivel de desocupación, aunque mantiene el primer lugar en el ranking nacional”, dijo.

“Se espera que la construcción de la refinería de Dos Bocas siga contribuyendo a la disminución del desempleo, así como la implementación de estrategias encaminadas a incentivar la actividad económica en este estado”, ahondó.

“Los esfuerzos para sacar a este estado del estancamiento ahí están, pero se requiere entender la dinámica de la economía estatal para poder definir estrategias a largo plazo”, agregó la especialista.

Motor apagado

La Ciudad de México, la economía más grande del país, se colocó, por segundo año, en segunda posición de desocupación al cierre del 2019, con una tasa de 5.22% de la PEA, el mayor coeficiente en los últimos cuatro años.

La capital gobernada por Claudia Sheinbaum Pardo aporta 16.4% del PIB nacional, 21.1% de la Inversión Extranjera Directa histórica, 16.9% de los asegurados en el IMSS y 7.9% de la PEA.

La suspensión de obras, derivada de irregularidades de acuerdo con el Reglamento de Construcción de la Ciudad de México, y la falta de recursos federales son los principales factores que ocasionaron que, en el 2019, la tasa de desempleo aumentara.

Basilio Morales indicó que el problema de la capital del país radica en el aumento de la informalidad, la parálisis de obras y el estancamiento de la economía en general.

Bajío

Querétaro completó el podio de desocupación, con un indicador de 4.73% de la PEA. Llama la atención que fue la única entidad del Bajío que presentó un incremento anual del desempleo en el 2019; asimismo, de la región, sólo la economía queretana se ubicó en el top 10.

La investigadora de la UNAM expuso que, si bien en el 2019 la entidad presentó más proyectos (37 por 7,353 millones de pesos) respecto al 2018 (32 por 5,300 millones de pesos), según la Secretaría de Desarrollo Sustentable, la generación de empleos fue menor, “debido al entorno de incertidumbre que vivió la economía nacional en los últimos meses y al estancamiento económico del país).

Fuente: El Economista

23 de enero de 2020

About Author

Editor


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A fondo
INDUSTRIAS MÉXICO

El sitio dónde encuentras las noticias más relevantes de los sectores de: Negocios, Finanzas, Emprendimiento, Economía, Inmobiliarias, Automotriz, entre otras.

contacto@industriasmexico.com.mx